Invertimos a largo plazo

Somos inversores, no especuladores. El fondo compra, a través de un proceso disciplinado, aquellas acciones que creemos que aumentarán de valor de forma importante a lo largo de los años y las mantiene en cartera siempre que permanezcan atractivas.

Evitamos, además, una excesiva rotación de la cartera ya que consideramos que el “market timing” y los costes de transacción (comisiones, tasas y horquilla de precios) lastran el rendimiento a largo plazo.

en negocios de calidad

Solo invertimos en negocios de calidad. Para nosotros la calidad, y no el precio, es los más importante a la hora de invertir a largo plazo. Como diría Charlie Munger, vicepresidente de Berkshire Hathaway, “preferimos comprar excelentes negocios a buen precio que buenos negocios a excelentes precios”. 

Creemos que una cartera formada por compañías de calidad con ventajas competitivas difíciles de replicar y con capacidad de fijación de precios, tiene el potencial de generar rentabilidades atractivas a largo plazo y de reducir las probabilidades de pérdida.

y sostenibles

El Fondo incorpora criterios Ambientales, Sociales y de Buen Gobierno (ASG) en su proceso de análisis, y de toma de decisiones de inversión, con el fin de evitar aquellos negocios con riesgos ocultos, evaluar la calidad corporativa de manera más amplia y reforzar el margen de seguridad de nuestras inversiones.

que coticen a buen precio

Solo invertimos en aquellas acciones que coticen a un precio atractivo, es decir, por debajo de su valor intrínseco. Para determinar el valor real de un negocio, y poder compararlo con su precio, utilizamos diferentes medidas dando especial importancia al “Free Cash Flow Yield” y al rendimiento por dividendo.